7. LOS ZAPATOS

Dentro de los preparativos de toda comunión elegir el mejor calzado para tu hijo/a es muy importante. Para ello hay que tener en cuenta algunas consideraciones.

La comodidad es fundamental. A nadie le gusta llevar un zapato que le apriete, incomode, o lastime, sobretodo a los niños que van a estar jugando y corriendo. Es por eso que a la hora de elegirlos nos tenemos que centrar en cómo los notan los niños al probarlos, y sería conveniente que los materiales o tejidos fueran flexibles y transpirables. También unos días antes de la comunión los podrían llevar puestos por casa para ir adaptándose. Ojo con comprarlos demasiado grandes para que los puedan reutilizar, esto puede ser una ventaja o un inconveniente si no se elige bien.

¿Abierto o cerrado? Aunque la comunión se celebra en primavera, es un tiempo bastante inestable, por lo que se recomienda que los zapatos sean cerrados, nunca se sabe, y en el caso de las niñas, si llevan medias o calcetines, es la mejor opción. . Además, este tipo de zapatos siempre vienen bien para reutilizarlos para otras ocasiones, por lo que os aconsejamos que a la hora de elegirlos os fijéis que vayan a juego con el traje de comunión, pero que en otros eventos también podáis sacarles partido.

El color: En el caso de las niñas, el color de los zapatos suele ser blanco o crema, más o menos a juego con el vestido. Los niños en cambio, suelen llevar zapatos negros o azules.

Tagged under: , , , ,

Back to top